16 views
0

¿Alguna vez has soñado con poder jugar todos esos juegos de tu infancia una vez más? con esta nueva guía que te traemos, esto ya no va a ser un sueño, se convertirá en una realidad, vas a poder jugar todos esos juegos que te hacían vibrar cuando chico sentado en la comodidad de tu sala.

Gracias a esta guía, vas a aprender cómo conseguir una “consola retro” gracias a la Raspberry PI donde podrás jugar todos los juegos que jugabas de niño, presta atención y sigue las instrucciones, no vas a tardar más de 15 minutos, pero las horas de diversión, serán infinitas.

Lo que vas a necesitar para hacer la retro

Lo primero que debes saber es que esta “consola retro” va a necesitar ciertos componentes, bastantes sencillos de adquirir la verdad, gracias a la popularidad que ha adquirido este sistema, en Amazon puedes encontrar un pack con todos los componentes, veamos:

  1. Lo primero que vas a necesitar es una Raspberry Pi, lo más recomendable es que uses la versión Pi 3, esto con la finalidad de que obtengas un mayor soporte en cuanto a conexión wifi y Bluetooth se refiere.
  2. Un adaptador de corriente, que puede ser un cargador de móvil que tenga entre 2.5 y 3ª
  3. Una caja adecuada para guardar la placa sin que se deteriore
  4. Tarjeta microSD, lo más recomendable es que sea de al menos 16 GB
  5. Mandos de control USB
  6. Un teclado para la configuración inicial de la consola, ya luego no lo necesitaras
  7. Un tv con su cable para conectar a la consola.

Como puedes ver, todos los elementos se consiguen fácilmente, incluso en Amazon existen kits ya prediseñados para que solo tengas que armar, configurar y jugar.

consola retro

¿Cómo construir la consola retro?

Una vez que tengas todos los elementos solo vas a tener que seguir estos sencillos pasos que no te ocuparan más de 20 minutos para poder empezar a jugar todos esos juegos que te hacen sentir nostálgico.

Paso 1: Instalar RetroPie

El primer paso para construir una consola retro es conseguir el software adecuado para tu raspberry pi, en este caso usaremos el RetroPie, que hará que el proceso de instalación sea bastante sencillo.

Descargaremos la imagen correspondiente a la versión de raspberry pi que tengamos dentro de la tarjeta microSD que habíamos adquirido.

Luego de haber descargado la imagen, vamos a extraerla dentro de la tarjeta usando algún programa para extraer imágenes Raspbian.

Ya con esto listo, lo único que hace falta hacer es introducir la tarjeta microSD en tu Raspberry pi y listo, ya tu consola retro esta lista para ser configurada.

Paso 2: Primera configuración

A partir de este paso, todo se pone mucho más sencillo, una vez que tengas la tarjeta dentro de tu “consola retro”, vas a tener que conectar el mando, teclado y tv a tu raspberry, para iniciar con la configuración de la emulación.

Al tener todo conectado y encender tu tarjeta, el sistema automáticamente te llevara a la pantalla llamada EmulationStation, que es la interfaz donde podrás configurar tu mando y hacer algunos ajustes referentes al sistema.

La primera vez que la enciendas tendrás que configurar los botones del mando como los muestra la pantalla (arriba, abajo, izquierda, etcétera). Una vez hayas finalizado podrás navegar en tu RetroPie y jugar usando solamente tu control. Además de los botones de movimientos también puedes configurar algunos atajos para hacer acciones rápidas.

  • Select+Start: Salir de un juego
  • Select+Right Shoulder: Guardar
  • Select+Left Shoulder: Cargar
  • Select+X: Menú RGUI
  • Select+B: Reiniciar

Estos atajos pueden configurarse luego de maneras mas cómodas, pero estos son los más importantes al comenzar a usar la consola.

Emulation

Paso 3: Configurar tu WiFi

El tercer paso es configurar el wifi de tu Raspberry, esto te ayudara luego para poder pasar todos los juegos y empezar a jugar de manera cada vez más rápida.

Para configurar el wifi de tu Raspberry lo único que debes hacer es ir a la opción de configuración en tu EmulationStation, una vez allí simplemente debes:

  1. Baja hasta encontrarte con los ajustes de WiFi y presiona el botón “A”
  2. Selecciona “Conectarse a una red WiFi” y elige tu red, introduce tu contraseña y presiona “Ok”

En la pantalla configuración vas a poder modificar algunos ajustes mas, sin embargo, quizás lo más conveniente si eres un usuario principiante es solo configurar tu conexión wifi.

consola retro

Paso 4: Pasar las Rom´s desde tu ordenador a tu consola retro

Este es el último paso y realmente es un paso que no es obligatorio, aunque es lo mejor si estas impaciente por empezar a jugar.

Al momento de instalar tu raspberry pi, lo más convenientes es que ya hayas descargado las rom´s correspondientes a todos los juegos y emuladores que quieres utilizar, por lo que para pasarlo a tu nueva “consola retro” vas a tener que seguir los siguientes pasos desde tu PC principal.

  1. Asegúrate que tu Pi esté encendida y conectada a tu router.
  2. Desde Windows accede al explorador de archivos y escribe \\retropie en la ubicación de carpeta. 

Ya en esta carpeta lo único que tendrás que hacer es copiar los archivos de los juegos que desees pasar para disfrutar lo más pronto posible.

Pero si esto se te complica, lo único que debes hacer es poner todas las Rom´s de tus juegos preferidos en una tarjeta SD e introducirla en tu Raspberry Pi.

Como puedes ver, es muy sencillo hacer una consola retro a través de tu raspberry pi, con algunos pocos elementos y siguiendo esta guía al pie de la letra vas a tener muchas horas de diversión y de nostalgia garantizada.

¡Puntúa esta página!
About author

Your email address will not be published. Required fields are marked *